28/12/1578

Por cédula del rey de España FELIPE II se autorizó al obispo del Tucumán, Juríes y Diaguitas, fray FRANCISCO VICTORIA, para que en su Catedral nombrase algunas dignidades. El dominicano Victoria había sido elegido para este obispado en el año 1576 y sólo llegó a la ciudad de Santiago del Estero, cabeza de dicha gobernación, donde estaba la iglesia, hacia 1580. En 1699 el obispado se trasladó a Córdoba.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.