27/10/1683

Acabó su vida trágicamente, martirizado por los indígenas “Tobas” y “Mocobíes”, el padre JUAN ANTONIO SALINAS, verdadero apóstol y misionero jesuita, a quien, juntamente con el sacerdote DIEGO RUIZ, el Gobernador de Tucumán FERNANDO DE MENDOZA MATE DE LUNA encomendó la pacificación de los indígenas en esas comarcas (ver “Los jesuitas” en Temas Puntuales).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.