20/7/1812

El Coronel JUAN MARTÍN DE PUEYRREDÓN llega a Salta con el resto de las tropas que habían sido derrotadas en Huaqui, en “la Posta de Yatasto” le entrega el mando del Ejército del Norte al General MANUEL BELGRANO, y el héroe de la retirada de Potosí, regresa a Buenos Aires. Belgrano parte de inmediato con estas fuerzas reforzadas hacia Jujuy, para enfrentar a las tropas realistas que el General español GOYENECHE había destacado a las órdenes de PIO TRISTÄN, con la misión de afianzar el avance de la invasión que estaban desarrollando por el norte del país. El estado de la fuerza que recibe Belgrano es deplorable: sobre un efectivo de 1.500 soldados, la cuarta parte estaba enferma por el “chucho” (1), disponían de sólo 600 fusiles, 250 bayonetas y 34.000 tiros en total, pero Belgrano comienza de inmediato su tarea reorganizando estas tropas e inspirándoles nuevo entusiasmo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.