1929

Luego de permanecer durante 12 años en Europa, donde se familiariza con el arte moderno, las religiones y la fi­losofía hermética, el artista plástico XUL SOLAR (nacido como OSCAR AGUSTÍN ALEJANDRO SCHULTZ SOLARI), regresa al país y realiza su primera exposición personal en “Amigos del Arte”,  donde exhibe sesenta y dos de sus obras. Un crítico señala: “Su fantasía se alimenta un poco en sí misma y otro tanto en las mitologías azteca e hindú, y quizás el taoísmo sea su máxima aspiración”.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.