1872

En el barrio que hoy se conoce como “Barracas” se inaugura la Iglesia de Santa Felicitas, bautizada así en recuerdo de la joven FELICITAS GUERRERO, asesinada por uno de sus pretendientes en el lugar donde se construyó la iglesia (ver ampliado en “Crónicas”).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.