18/7/1670

UN TRATADO INSÓLITO. Con objeto de demarcar claramente las posesiones que Gran Bretaña tenía en América “y establecer la buena inteligencia y amigable correspondencia, interrumpida muchos años en la América entre españoles e ingleses”, se firmó en Madrid, España, un Tratado entre esa potencia e Inglaterra, reconociéndose, por el artículo séptimo al rey británico, el dominio de todos los territorios que poseía en la actualidad en América; ignorando España cuál era verdaderamente la extensión que habían tomado sigilosamente los establecimientos ingleses en el Nuevo Mundo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.