17/04/1812

El general MANUEL BELGRANO, habiendo comprobado una estrecha colaboración con los realistas, dispone el desterramiento del obispo de Salta, NICOLÁS VIDELA DEL PINO, por hallarlo incurso en el delito de traición  a la patria. La Historia ha calificado de apresurada esta decisión, vistos algunos hechos que salieron a la luz con posterioridad (ver El Obispo Videla y Belgrano)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.