16/9/1536

JUAN DE AYOLAS finalmente llega con víveres a la casi destruída Buenos Aires, que tras haber soportado el sitio de los indígenas por más de 15 días, quedó con casi todas sus construcciones quemadas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.