15/11/1820

Se inaugura el primer Cementerio de los Disidentes de la religión católica, llamado “Cementerio del Socorro”. Durante el gobierno de MARTÍN RODRÍGUEZ, siendo necesario crear un cementerio para gente de otras confesiones, ya que los católicos eran sepultados en las iglesias y sus alrededores, mientras que los demás se enterraban cerca de las barrancas del río, la comunidad británica con el apoyo de alemanes y norteamericanos, fundaron el “Primer Cementerio de Disidentes”. Se hallaba ubicado en la zona de Retiro, cerca e la Iglesia del Socorro, sobre la calle Juncal, entre Suipacha y Esmeralda. Único durante doce años para la comunidad protestante de la ciudad. Allí fue enterrada Elisa, la hija del Almirante Brown, de quien se dijo que se había suicidado al no poder soportar la muerte de su prometido.  También Auguste Rodney, primer ministro plenipotenciario estadounidense, en cuyo entierro (1824) fuera utilizado el primer servicio de carros fúnebres de lujo de la historia porteña. En 1833, debido a que su capacidad se vio colmada, se mudó a un predio limitado por las actuales calles Hipólito Yrigoyen, Pasco, Alsina y Pichincha (donde hoy está la Plaza Primero de Mayo) y allí funcionó hasta 1892, siendo conocido como el “Cementerio de los Ingleses”

Hay distintas opiniones acerca de la fecha de fundación de este Cementerio y las que prevalecen son, además de la que aquí consignamos: abril de 1821 y 14 de abril de 1928.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.