14/8/1888

El nuevo obispo de Córdoba, fray REGINALDO TORO, prestó el correspondiente juramento ante el representante de la autoridad civil. La ceremonia tuvo efecto en el despacho del Presidente de la República, doctor MIGUEL JUÁREZ CELMAN, en presencia de los Ministros, Escribano mayor de Gobierno, el Vicario capítular de Córdoba, monseñor CASTELLANOS, y algunas otras personalidades.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.