13/6/1810

La Audiencia insistió en su tenaz oposición y luego de jurar ocultamente, obediencia al Consejo de Regencia de Cádiz, invitó a las autoridades del interior a que imitaran su actitud. Por su parte Cisneros, no dejó de hostilizar a la Junta y se adhirió a la posición de la Audiencia, convirtiendo a su domicilio particular en un centro de reuniones y de conspiración.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.