10/6/1810

El fiscal de la Audiencia, ANTONIO CASPE, fue agredido y derribado a sablazos por varios desconocidos. Para evitar la repetición del incidente, la Junta publicó al día siguiente una “Ordenanza” llamado a la cordura para mantener en orden a la población.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.