Tejido a pala

En toda tela o tejido, la urdimbre está formada por los hilos longitudinales y la trama, por los que se cruzan o entretejen con los de aquella, es decir, que la “urdimbre produce el largo y la trama, el ancho. En los telares domésticos de las regiones andinas y del noroeste de la República Argentina, para ajustar los hilos de la trama, se emplean dos elementos: el “peine” y la “pala”, excluyentes el uno del otro, porque ambos desempeñan la misma función, aunque se usan según sea la calidad que se desea darle al tejido. El “peine” es una instrumento dentado, de estructura similar a la del peine común utilizado para peinarse los cabellos. Es de manejo rápido y simple, pero produce un ajuste menos perfecto que el de la “pala”. Ésta es una pieza de madera achatada, con un chanfle o bisel, especie de filo, a lo largo de uno de sus lados. La “pala” entra en la urdimbre y con la parte afilada golpea cada hilo de la trama en toda su extensión, haciendo que el tejido, resulte así más compacto. Un poncho o cualquier otra prenda tejida así, resulta de una calidad muy superior, por lo que la “pala” sólo se la utiliza para tejer materiales de primera calidad, como lo son la fina lana de vicuña, de guanaco y otras semejantes. . De ahí, que el modismo “tejido a pala”, sea en esas regiones,  sinónimo de “muy bueno”, de muy buena calidad y confección.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.