REVANCHA DE UNA CARRERA (09/10/1904)

Las carreras automovilísticas prenden fuerte en el pueblo de Buenos Aires y tres años después de la primera “carrera de automóviles” que se realizó en noviembre de 1901, vuelve a repetirse la experiencia en la misma pista. Volvieron a enfrentarse ALVEAR, ANCHORENA y otros cuatro competidores entre los que se contaba JUAN CASSOULET. La carrera, organizada por la “Sociedad Sportiva Argentina”, fue sobre mil metros y Cassolulet, que manejaba un auto Rochester, dejó atrás a todos los competidores a una velocidad considerada entonces vertiginosa. Pero la hazaña casi le cuesta la vida porque su auto llegó a la meta envuelto en llamas. Cassoulet, que no había sufrido ninguna herida, recibió como premio una cigarrera de plata. Más tarde comentó el accidente con elegancia. Dijo: “Me ensucié la ropa, pero salvé la galera”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.