PRESO POR NO ENSEÑAR EL CATECISMO (16/04/1614)

El Cabildo mandó a prisión al maestro JUAN CARDOSO PARDO, posiblemente uno de los primeros judíos que llegó al Río de la Plata, por no enseñar el Catecismo a sus alumnos. Durante los primeros años de la Colonia la cuestión de la enseñanza primaria fue un problema de difícil resolución. Los maestros eran escasos y muchas veces los que enseñaban las primeras letras no tenían la menor experiencia en el asunto. Para colmo, el Cabildo pagaba tarde y mal y los contados maestros que había duraban muy poco. La mayor parte no podía vivir de su sueldo y realizaba otras tareas. Como consecuencia, la ciudad pasaba largos períodos sin que nadie se ocupara de la enseñanza elemental. Hacia 1613 se presentó ante el Cabildo JUAN CARDOSO PARDO, un joven maestro de 22 años, nacido en Lisboa, que se hallaba en la ciudad desde 1608. Se ofreció para “enseñar a leer y escribir a los muchachos” con la condición de tener no menos de treinta alumnos y de que se le otorgaran como aulas dos habitaciones que estaban junto al edificio del Cabildo. Cardoso pedía también que se abriera una ventana hacia el lado sur del edificio para que los alumnos tuvieran más aires y luz. A cambio de sus servicios cobraban un peso fuerte por enseñar a escribir y uno y medio por contar, durante un año. Pero a principios de 1614 Cardoso fue observado por no enseñar el Catecismo ni rezar el credo con sus alumnos todos los días, como se le había ordenado. Sospechoso de no pertenecer a la fe cristiana fue preso por orden del Cabildo y debió declarar ante el gobernador. En 1619 Cardoso reapareció en la ciudad con el título de Procurador.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.