MISTERIO EN LOS LAGOS DE PALERMO (11/6/1915)

MISTERIO EN LOS LAGOS DE PALERMO. El hallazgo de restos humanos en los lagos de Palermo condujo al descubrimiento de un crimen que conmovió al país y dio lugar a unas rimas muy populares. Durante días el descubrimiento de los restos de un cadáver en Palermo llenó las primeras planas de los diarios. Por fin la Policía identificó a la víctima como ERNESTO CONRADO SCHNEIDER, asesinado por un amigo quien descuartizó el cuerpo para ocultarlo. Se trataba de un crimen horrendo pero era, sin embargo, sólo otro caso en la larga historia de hechos delictivos, hasta que desató una curiosa y tragicómica secuencia. Un empleado de teléfonos llamado FRANCISCO DIFIERI, que había seguido con atención el desarrollo de la historia en los medios periodísticos, creó una letra a la que puso música de la “La verbena de la Paloma”, una célebre zarzuela que todo Buenos Aires conocía. La rima decía: “¿Dónde vas con el bulto apurado?/ A los lagos lo voy a tirar/ Son los restos de Ernesto Conrado/ al que acabo de descuartizar”. La modesta expresión de humor negro tuvo enorme éxito entre los compañeros de trabajo de Difieri quien decidió ampliar su difusión publicándolo en 500 folletos. Como los folletos se vendieron enseguida, Difieri realizó varias ediciones más con el mismo resultado, mientras se formaban colas en la puerta de su casa para comprar su extraña producción poética. Según cuentan las crónicas de la época, la Policía debió intervenir para evitar problemas con la ansiosa multitud. Se afirma que llegaron a venderse un millón de ejemplares de los versos que se entonaron en la ciudad y en las provincias durante casi tres meses, hasta que se perdieron en el olvido.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.