LOS UNIVERSITARIOS RECLAMAN LA REFORMA (15/06/1918)

El 15 de junio una manifestación de estudiantes invade los claustros de la Universidad de Córdoba, para impedir la asunción del nuevo rector, Antonio Nores, miembro del más tradicional grupo católico. En el “Manifiesto Liminar”, dirigido a los “hombres libres de Sudamérica”, reclaman participación estudiantil en el gobierno de la universidad, una profunda renovación pedagógica y científica y una vincu­lación con las luchas del pueblo. En la Universidad de Córdoba domina aún el espíritu monacal de sus orígenes, A principios de año los estudiantes hacen una huelga general, agitan las calles y exigen cambios profundos. El movimiento se extiende y se suman profesores, intelectuales y políticos. El Presidente Yrigoyen, que simpatiza con ellos, manda un interventor: el ministro de Instrucción Pública José Salinas. Éste designa nuevos profesores -muchos de los antiguos renuncian- y finalmente se elige un rector que satisface a los reformistas. Sin embargo, la agitación no cesa y a fines de ese año,  es la Universidad de Buenos Aires, la que  introduce la participación de los estudiantes en el gobierno.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.