LAS HERMANAS DE CARIDAD INICIAN SU APOSTOLADO (10/1/1859)

LAS HERMANAS DE CARIDAD INICIAN SU APOSTOLADO. Comenzaron su apostolado en Buenos Aires las Hermanas de Caridad “Hijas de María Santísima del Huerto”, núcleo de religiosas que habría de formar el vigoroso tronco de esa congregación que en el ejercicio de su doble misión de la caridad y de la educación de la niñez, han dejado en nuestro país honda huella de su siembra provechosa. Fue fundador de esa orden religiosa San ANTONIO MARÍA GIANELLI, el insigne sacerdote de la “Colegiata de San Juan Bautista”, en Chiavari, Italia. En 1856 había llegado ese grupo de religiosas a Montevideo para hacerse cargo del Hospital Maciel, estableciéndose allí la primera casa provincial de América. Y tres años más tarde colaborarían aquí en un valioso campo apostólico. El 7 de marzo del mismo año comenzaron su obra en el Hospital San Roque, de Córdoba, con todos los inconvenientes que significaba la empresa en esa época tan convulsionada. Nada las detuvo y siempre han marchado por la senda marcada por la caridad. En los campos de Cepeda, primero, y en los de Pavón, después, “los heridos supieron de la abnegación de estas sacrificadas religiosas, quienes solícitas prodigaron su amor fraterno. Recluidas en los hospitales de sangre, escribieron nutridas páginas de heroísmo, y el mismo general BARTOLOMÉ MITRE, después de Pavón, agradeció personalmente a las religiosas su caritativa y abnegada asistencia. Cuando apareció el morbo del cólera en Buenos Aires, se abrió un lazareto para mujeres y otro en Rosario, ambos confiados a estas religiosas

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.