LAS COLONIAS DE VACACIONES

LAS COLONIAS DE VACACIONES. En el verano de 1876 un pastor evangelista suizo, Walter Bion, en unión de 10 maestros, llevó a 68 niños pobres del cantón de Appenzell, en el campo, donde pasaron dos semanas respirando aire puro y recibiendo una alimentación sencilla y fortificante. La experiencia de Bion tendría tanto éxito que en muy pocos años se extendería por toda Europa y América y Brion sería considerado el fundador de las llamadas “colonias escolares de vacaciones” Sin embargo, la experiencia de Bion no fue del todo original. Las colonias tenían una tradición pedagógica anterior y el hecho de que tuvieran un enorme éxito en aquellos momentos, y posteriormente en la primera mitad del siglo XX, hay que encontrarlo en múltiples motivos, fundamentalmente vinculados con la necesidad de brindar a los niños, la posibilidad de un mayor contacto con la naturaleza, mayores oportunidades para interrelacionarse con sus pares, facilitarles un ámbito donde puedan aplicar su libre albedrío y disfrutar de los placeres de la camaradería, sin descartar (esto en el caso de nuestro país), la posibilidad de recibir alimento sano y nutritivo a una población en muchos casos carenciada. Los diversos gobiernos que se sucedieron a partir del siglo XIX, en la República Argentina, siempre mostraron preocupación por el cuidado de la niñez, por eso a principios de este siglo, comenzaron a organizarse las tradicionales “Colonias de vacaciones” en el verano. En 1925 asistían ya 1400 niños a la colonia de vacaciones de Parque Avellaneda y en 1926 por sus casas de baños pasaron 11.426 bañistas, 2930 atletas y 500 niños en la colonia. A las piletas de la ciudad concurrieron 16.029 personas y al balneario municipal 489.729. Entre 1933 y 1934 funcionaron 9 colonias de vacaciones (Parque Patricios, Parque Avellaneda, Saavedra, Parque Chacabuco. Parque Centenario, Los Perales, Agronomía, el Balneario Municipal y la quinta presidencial en Olivos que el presidente Justo había puesto a disposición de las autoridades municipales) a las que asistieron un total de 1.144.123 niños. El costo por niño, incluyendo la comida, el sueldo del personal y los traslados, era de 87 centavos moneda nacional.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.