LA FUERZA AÉREA ARGENTINA (10/8/1912)

LA FUERZA AÉREA ARGENTINA. La aviación era un hecho en el país y su empleo militar había sido estudiado y aun experimentado por algunas potencias europeas y americanas. En la República Argentina y pese a ser tan incipientes las prácticas aerostáticas y aeronáuticas (desarrolladas en 1907 la primera y en 1910 la segunda), el futuro empleo militar del nuevo adelanto técnico –el aeroplano– era seguido con entusiasmo por un grupo de civiles y militares. Podemos citar entre otros al barón ANTONIO DE MARCHI, a los ingenieros JORGE NEWBERY Y ALBERTO MASCÍAS (aeronautas y aviadores estos últimos), al mayor ARTURO P. LUISONI, al teniente 1º ANÍBAL BRIHUEGA y a otros caballeros de figuración social y deportiva. Comienzos de la aeronavegación en la Argentina. Aarón Anchorena, recién llegado de Europa donde había realizado algunas acsenciones en globo, llega a Buenos Aires trayendo consigo un globo que había bautizado “Pampero” y el 25 de diciembre de 1907, decidió hacer su primera ascensión en el país e invitó para ello al ingeniero electricista Jorge Newbery, primer Director de Alumbrado de la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires. El globo fue inflado con gas de alumbrado en la Sociedad Sportiva Argentina, lugar donde actualmente se encuentra el Campo Hípico Militar (Avenida del Libertador y Dorrego). El aerostato empezó a inflarse el 24 de diciembre y, por inconvenientes en la operación, recién estuvo listo el día siguiente. El 25 se elevó a las 12:45 horas ante la admiración y aplauso de las personas que asistían para ver volar a los primeros argentinos que lo hacían deportivamente. La Escuela de Aviación Militar. A mediados de 1910, empezó entonces a surgir la idea de dotar al Ejército de un dirigible o bien de aeroplanos destinados a la formación de aviadores militares y de disponer de los terenos que eran necesarios para guardarlos y para construír las pistas que demandarían estas máquinas. Se organizó para ello, una Comisión recaudadora de fondos y un grupo de entusiastas, encabezados por el ingeniero Jorge Newbery se abocó a una gestión que les permitió adquiri los primeros cuatro aviones que volarían con los colores argentinos y un terreno apto para esta actividad, ubicado en Villa Lugano, primer aeródromo que existió en el país y lugar donde estiudiaron e hicieron sus prácticas y recibieron el título, nuestros primeros aviadores: Parraviccini, Roth, Goffré, Newbery y Hentsch, nombres inscriptos en una placa que los recuerad en la Plaza Sudamérica. Estas máquinas fueron donadas al gobierno y ante la evidencia de que sólo faltaba tomar la decisión final para concretar este proyecto, mediante Decreto Nº BAR696, del 10 de agosto de 1912, firmado por el Presidente de la Nación, doctor ROQUE SÁENZ PEÑA y suscrito por el Ministro de Guerra, general GREGORIO VÉLEZ, fue creada la Escuela de Aviación Militar, ORÍGEN DE NUESTRA Fuerza Aérea Argentina. La Escuela funcionó durante sus primeros años en el campo de aviación de El Palomar y sus primeras máquinas fueron del tipo Bleriot, Fasman, Caudrón y Bristol. A partir de 1937 fue trasladada a la ciudad de Córdoba, sede de la Guarnición Aérea Córdoba, donde con la presencia del Presidente de la Nación, general AGUSTÍN PEDRO JUSTO, el día 10 de agosto fueron inauguradas oficialmente sus instalaciones. En 1944, al disponerse la autonomía orgánica de la Fuerza Aérea y la Escuela, ahora dotada y equipada con los elementos técnicos más modernos en lo orgánico y funcional, reinicia su trascendente trayectoria como centro de formación de oficiales aviadores básicamente preparados para el desarrollo de esa arma de guerra. La inauguración oficial de los vuelos en el flamante instituto aeronáutico militar, tuvo lugar el 8 de setiembre del mismo año, con la presencia del Presidente de la República, doctor ROQUE SÁENZ PEÑA y del Ministro de Guerra, general GREGORIO VÉLEZ, quien, luego de los actos protocolares de estilo, se instaló en un biplano “H Farman”, con motor Gnome de 50 HP y acompañando como pasajero al instructor de la recientemente inaugurada escuela, piloto MARCELO PAILLETTE, realizó el vuelo inaugural. Las primeras autoridades y alumnos de esta “Escuela de Aviación Militar” fueron: Director Militar; teniente coronel ingeniero: Arenales Uriburu. Director Técnico: ingeniero. Jorge Newbery, ingeniero Alberto R. Mascías, ingenieroHoracio Anasagasti, ingeniero Jorge Duclout, teniente coronel Enrique Mosconi y teniente coronel Manuel J. López. Cuerpo de Profesores: ingeniero Jorge Newbery (Teoría de Aviación), ingeniero Alberto H. Mascías (Construcción y manejo de motores), ingeniero Jorge Duclout (Teoría y práctica de Aeronavegación), ingeniero Horacio Anasagasti (Construcción de aeroplanos. Mecánica), ingeniero Carlos Irmscher (Empleo de construcciones aeronáuticas militares), doctor Guillermo Schulz (Fotografía, Señales y Lectura de cartas), señor Gualterio G. Davis (Conocimientos de meteorología), señor Marcelo Paillette (Piloto instructor):Y estos fueron, algunos de los integrantes del Primer Curso que se dictó en la flamante Escuela de Aviación: teniente de fragata Melchor Z. Escola, teniente primero Raúl E. Goubat, teniente primero Aníbal Brihuega, teniente Pedro L. Zanni, teniente Alfredo S. Agneta, teniente Carlos Giménez Kramer, teniente Baldomero J. de Biedma, teniente Saturnino Pérez Ferreyra, teniente Juan Carlos Ferreyra, teniente Leopoldo Casavega, subteniente Manuel Félix Origone.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.