EL GAUCHO FEDERAL

Ventura R. Lynch (1851- 1883)  destacado cultor de las tradiciones populares argentinas, dice: “El gaucho federal vestía con muy poca diferencia del gaucho primitivo, con el sombrero de embudo de aquella época que habla sustituido al anterior y en el que lucía su ancha divisa punzó. El pantalón había sido reemplazado por el chiripá, siendo los más usados los de paño, lana, lino o algodón. Al cuello usaba un pañuelo punzó. Su facón había crecido un medio palmo, pasando a colocarse sobre los ríñones en vez del costado izquierdo o delante como lo usaban sus antecesores. El tirador sustituía ya al ceñidor. Su música había sido aumentada con huellas, gatos, pericones, triunfos, medias cañas, tristes, estilos, cuecas, imperando en sus letras los gritos de muerte que lanzaban los seguidores de JUAN MANUEL DE ROSAS contra sus enemigos y los elogios al Ilustre Restaurador de las Leyes, como él mismo pomposamente se hacía llamar. La trenza de los primitivos gauchos había desaparecido, usándose el pelo cortado a la altura de la oreja. La barba ya había entrado en moda, dejándose también crecer el bigote. El color del rostro era acentuado, semiachinado, mezcla todavía de la raza blanca y la cobriza, con el labio inferior un poco grueso, como los gauchos anteriores”.(ver El gaucho rioplatense)

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.