COMBATE DE PULMARÍ I (06/01/1883)

A partir de 1878, el general JULIO A. ROCA comienza su Campaña al Desierto, que durará hasta 1883, habiendo logrado la pacificación de los territorios del sur de la provincia de Buenos Aires y la incorporación de Neuquén a la soberanía nacional. En esta campaña logra ocupar las tierras del norte neuquino, imponiendo la huída de las tribus hostiles hacia Chile. Fueron años de duras luchas contra los mapuches y dos de los combates más sangrientos que se tuvieron que librar para lograr el objetivo propuesto, tuvieron lugar a pocos kilómetros de donde se encuentra hoy la localidad de “Villa Pehuenia”. Fueron ellos los de “Pulmarí” y “Pino Hachado”. El 6 de enero de 1883 una partida compuesta por 10 soldados al mando del capitán EMILIO CROUZEILLES pertenecientes a las fuerzas comandadas por el coronel CONRADO VILLEGAS, que marchaba en persecución de un “grupo de salvajes”  de las tribus de REUQUECURÁ y NAMUNCURÁ, según el parte que este jefe enviara a sus superiores, al llegar a Pulmarí, fue sorprendida por un centenar de indígenas de las tribus de REUQUECURÁ y NAMUNCURÁ. Iniciado este desigual combate, llega en ayuda de CROUZEILLES, el teniente NICANOR LAZCANO con cinco soldados más, pero esto es en vano, porque toda la partida es exterminada por los aborígenes, quedando también muerto el capitán CROUZEILLES, luego de haber recibido 36 heridas de lanza y cuchillo y tres balazos.

En el mismo parte el coronel VILLEGAS menciona que “ese contingente fue atacado “por indios y fuerzas a cuyo frente se veía un oficial con uniforme, espada y revólver en mano” y como explicación de la derrota, el informe resalta la presencia de ese uniformado entre los mapuches, lo que aparentemente desorientó al capitán que mandaba las tropas argentinas, que por eso habría ordenado cesar el fuego, creyendo haber chocado por error, con alguna de nuestras partidas que maniobraban en distintas direcciones. Los indígenas no se detuvieron en ninguna consideración, continúa diciendo el parte y atacaron a los perseguidores, provocando las bajas consignadas”.

El combate de “Pino Hachado” fue en cambio una acción victoriosa de las tropas de ROCA que finalizó con la derrota del famoso cacique PINCÉN, que huyó con unos pocos sobrevivientes, a través de un abra oculta de una zona boscosa compuesta por grandes “pehuenes” y que era desconocida por sus perseguidores. En nombre de “Pino Hachado” con que se conoce esta acción  se debe a que en la persecución, los hombres de Roca, derribaron un gran picho, para tenerlo como referencia al adentrarse en esas desconocidas tierras. Durante muchos años, en recuerdo de este combate, los lugareños conservaron los restos de ese pino hachado, hasta que fue destruido por un incendio que devastó el bosque entero.

La zona donde actualmente se ubica  la “Villa Pehuenia” (en los alrededores del volcán Batea Mahuída y en la angostura de los lagos Aluminé y Moquehué. provincia de Neuquén), era el lugar donde pasaban sus veranos los mapuches y es recién a fines del siglo XIX que se instala allí definitivamente la comunidad “Mapuche Puel”,  mientras la “Comunidad Mapuche Plácido Puel” se ubica en la costa del Lago Aluminé.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.