CAE EL ÚLTIMO REDUCTO ESPAÑOL EN CHILE (18/01/1826)

El ejército patriota vence al último bastión español en Chile, al doblegar a la resistencia realista que se ejercía en el archipiélago de Chiloé  Cuando el ideal libertario comenzó a encarnarse en Latinoamérica los chilotes (habitantes de la Isla Chiloé, un archipiélago compuesto por una treintena de islas que abarcan unos 9000 kilómetros cuadrados de extensión, bajo la soberanía de Chile), los ignoraron y mostraron una notable fidelidad al rey de España y muchos de ellos actuaron como milicianos para combatir a los revolucionarios patriotas”. Luego de la derrota que los españoles sufrieron en Chacabuco (12/02/1817), se manifestaron descontentos con los sucesivos gobiernos y muchos gobernantes respondieron con indiferencia a los reiterados reclamos por la postergación que se les imponía, a manera de represalia, hasta que el 19 e enero de 1826, el ejército patriota vence al último bastión español en Chile, al doblegar a la resistencia realista que se ejercía en el archipiélago de Chiloé.

El mismo 18 de enero, el Estado de Chile reconoció el territorio mapuche williche en Chiloé, firmó un acuerdo de paz (el “Tratado de Tantauico”), que si bien fue pactado entre representantes de la corona española y autoridades del naciente Estado de Chile, tiene suma importancia histórica y jurídica

Durante mucho tiempo siguieron llamándose chilotes y se negaron a autodefinirse como chilenos. Esta situación, que agobió durante largas décadas a los nativos de Chiloé, es la que explica las masivas migraciones que sufrieron los pobladores del archipiélago, llegando a convertirse en sacrificada mano de obra asalariada por toda la Patagonia, a ambos lados de la cordillera.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.