BARRIO “SAN NICOLÁS” (08/07/1769)

El 8 de julio de 1769, por medio de una Real Cédula, se  elevó a la Capilla de San Nicolás de Bari, a la categoría de Parroquia. Lo que hoy constituye el centro de la ciudad de Buenos Aires fue hasta mediados del siglo XVIII una tierra de nadie, donde encontraban refugio los llamados malvivientes. En 1721, prácticamente en el mismo lugar donde hoy se levanta el Obelisco, el capitán DOMINGO DE ACASSUSO comenzó a levantar una iglesia dedicada a San Nicolás de Bari. Seis años más tarde y mientras la construcción todavía no estaba terminada, ACASSUSO murió al caer desde una de las torres. A pocos metros de la iglesia se encontraba la Plaza de San Nicolás, llamada después Plaza Nueva. En 1809 cambió su nombre por Plaza de la Unión, y más tarde por el de Plaza de las Artes. La “plaza” de entonces no era un lugar parquizado sino un sitio donde se reunía la gente para comerciar. Hasta allí llegaban las carretas que traían distintas mercaderías para aprovisionar a la ciudad. La iglesia de San Nicolás desapareció en 1931, cuando se trazó la avenida 9 de Julio y en su lugar se levantó el Obelisco. Las calles y edificios del barrio de San Nicolás están poblados de historia y sintetizan la idiosincrasia porteña. Allí se encuentra la “city”, ocho manzanas donde late el corazón financiero del país. Una de sus calles más importantes es Florida, que aunque hoy está algo olvidada, fue el paseo más elegante de la ciudad. Durante mucho tiempo “el bajo”, representado por la calle 25 de Mayo, fue famoso como lugar de garitos y prostíbulos visitados por los marineros extranjeros. En el barrio se encuentran también importantes edificios ocupados por tradicionales instituciones culturales y comerciales (ver “Barrios, calles y plazas de la Ciudad de Buenos Aires” editado por el Instituto Histórico de la ciudad de Buenos Aires).

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.