ABUSOS MONETARIOS, UN PECADO ARGENTINO (1904)

ABUSOS MONETARIOS. Se lee en un diario de la época: “Mientras se acumula el oro en la Caja de Conversión y se emite el papel consiguiente, elevando la cantidad total en circulación a cerca de 400 millones, en algunas provincias se afirma que hay escasez de billetes y se emiten bonos que circulan como moneda. Produce un extraño efecto cuando se llega de Buenos Aires a Mendoza, recibir algunos que sólo circulan en la provincia, como si en vez de pasar de un estado a otro de la misma nación, se pasase de una nación a otra. Lo mismo sucede, como tenemos entendido, en San Juan, Salta y otras provincias. ¿A quién se le persuadirá que con una emisión de cerca de 400 millones de pesos para cinco millones de habitantes, 80 pesos por cabeza, puede haber escasez de billetes, cuando no la hay en países de actividad y comercio mucho más grandes y cuya circulación por habitante no llega ni a la mitad de aquella cifra?. No hay tal escasez, lo que hay es el desquicio financiero de los gobiernos provinciales, que no sabiendo limitar los gastos a sus recursos genuinos, necesitan apelar a todos los medios, aun los más vedados, para aumentar los fondos de que pueden disponer. Oblíguese, en efecto, a las provincias respectivas a retirar inmediatamente los bonos que han puesto en circulación y se verá que ello no es posible porque faltarían los medios con que hacerlo- La escasez, si la hubiera por causas momentáneas, es preferible a la abundancia obtenida en esa forma, sin contar que la escasez no tiene razón de ser, como lo demuestra el hecho de no sentirla una provincia tan extensa e importante como la de Buenos Aires”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.