Volear el anca

“Voltear el anca” es uno de los modismos más simples del habla gauchesca en la República Argentina. Significa dar media vuelta, girando rápidamente sobre uno o los dos pies, de modo que la parte delantera del cuerpo, quede donde antes estaba la trasera, identificada como el “anca”, así llamada  por el hombre de campo esta parte de la anatomía humana. Como otros muchos giros comunes en la campaña del siglo XVIII, este también se originó en uno de los movimientos que practicaba el gaucho para subir a su caballo: “voleaban” la pierna para montar de un salto y a la inversa, “voleaban el anca” para descabalgar. Con los caballos que se usaban en aquellos tiempos, redomones con frecuencia, estos dos movimientos, requerían agilidad y rapidez ya que en ambos casos, el jinete describe en el aire, una media vuelta exacta para quedar en posición opuesta a la que tenía inicialmente. En el caso del jinete, “volear el anca” significaba desmontar y en el caso del hombre de a pie, significaba lisa y llanamente, dar media vuelta.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.