VENDAJE

Así se llamaba a la  “comisión” de un real, pagado por los panaderos a las pulperías,  por cada peso de pan que éstas vendían. Luego de la Revolución de Mayo, el Cabildo, para aumentar los recursos municipales, gravó esta comisión con un impuesto del 50%, conocido como “medio real de vendaje”. Durante los siguientes años, el precio del pan aumentó rápidamente, en gran parte debido a la escasez de harina y a otros motivos, pero la gente atribuyó el elevado precio al impuesto, por lo que fue levantado en 1821.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.