UNA PRIMITIVA QUINIELA (1816)

Es furor entre los porteños una especie de «quiniela» que comienza a jugarse los martes frente al Cabildo con la entusiasta participación de gran cantidad de público. Los números, llamados «cédulas», se vendían durante la semana en las esquinas y el 70% de lo recaudado se distribuía como premio (dixit «Anuario del Diario La Razón»).

1 Comentario

  1. comprar loteria por internet

    Estoy muy satisfecho de encontrar este blog. Quería daros las gracias por redactar esta maravilla. Sin duda he gozado cada pedacito de ella. Os te tengo marcados para ver más cosas nuevas de este blog .

    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.