UNA MALA OPINIÓN SOBRE LA CIUDAD DE CÓRDOBA (1729)

Esta ciudad de Córdoba, en que ahora me encuentro, la reputo la más miserable de cuantas hay en Europa y en América, porque cuanto se ve aquí es por demás mezquino. Las casas (exceptuando muy pocas, de ladrillo y un solo piso) de tierra cruda. Nuestro Colegio es bello,  pero todavía permanece una parte en la misma forma sin terminar y allí la habita mos. Parte es de ladrillo pero como está sin bóveda, se llueve por todas partes. El único capaz de fabricar una bóveda es el italiano de que hablé en otra mía se refiere al arquitecto PREMOLI), pero está ocupado en Buenos Aires,  después de haber fabricado aquí al señor Obispo,  una Catedral muy hermosa (Carta del Padre Carlos Gervasoni a su hermano Angelino Gervasoni, publicada en el Nº 38 de  La Revista de Rueños Aires)

CARLOS GERVASONI S.J.. Jesuita italiano que estuvo en nuestro país en el siglo XVIII. Llegó en 1729 al Río de la Plata y fue profesor en la Universidad de Córdoba. Falleció en Genova en 1772.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.