UN POEMA QUE PAGÓ UN FAVOR (1826)

.

El general TOMÁS DE IRIARTE, siempre malevolente, recuerda en sus “Memorias”, a propósito del lírico “Canto a la batalla de Ituzaingó”, que su autor, JUAN CRUZ VARELA, se propuso sin duda pagar  un tributo de gratitud por un servicio que recibiera de Alvear. “Sufrió Varela (escribe textualmente Iriarte), un desfalco de 7.000 pesos pertenecientes al fondo secreto del Ministerio de Gobierno en tiempos del señor RIVADAVIA y fue separado por éste de su destino de Oficial Mayor; el hecho es que VARELA había malgastado aquella suma, perdida la mayor parte de ella en el juego. Varios ciudadanos contribuyeron con sus fondos para cubrirlo y ALVEAR, entre otros con 500 pesos fuertes. La calificación infamante de “caco” con que lo castigaron los redactores de “El Tribuno” (CAVIA, DORREGO y UGARTECHE), persiguió a VARELA con tenaz insistencia durante toda la época de su actuación política y hasta desde las cuartetas de un cielito que dicho periódico publicó en 1826, se ensañan con el poeta: “En Buenos Aires pasea/ este caco que es poeta. El cual abre sin malicia/del prójimo la gaveta ……” ( Extraído de “Apodos y denominativos de la Historia Argentina”, de Cútolo-Ibarguren  (h). Editorial Elche, Buenos Aires 1974)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.