PRESIDENCIA DE NICOLÁS AVELLANEDA (1874-1880)

El  período presidencial de NICOLÁS AVELLANEDA (12/10/1874-12/10/1880) fue sumamente agitado. A pesar de eso, consiguió resolver satisfactoriamente complicados conflictos políticos, siendo fiel a su concepción de la política, expresada en su famosa frase “Nada hay en la Nación superior a la Nación misma». Estuvo acompañado por MARIANO ACOSTA, que fue su Vicepresidente, SIMÓN DE IRIONDO, Ministro del Interior; FÉLIX FRÍAS, Ministro de Relaciones Exteriores; SANTIAGO CORTÍNEZ, de Haciena; ONÉSIMO LEGUIZAMÓN  de Justicia e Instrucción Pública y ADOLFO ALSINA de Guerra y Marina.

Resultado de imagen para nicolás avellaneda

NICOLÁS AVELLANEDA fue el segundo presidente argentino graduado en aulas universitarias (el primero fue Derqui). Llegó a la presidencia de la República en medio de una revolución (la revolución mitrista de 1874) y entregó el mando a su sucesor, el general JULIO ARGENTINO ROCA después de otro alzamiento (el de Tejedor en 1880). Era de físico pequeño, pero sus decisiones tenían la grandeza de  un auténtico estadista. Como definición de lo primero, ha quedado la observación del famoso matrero entrerriano CALANDRIA, gaucho jordanista que lo conoció allá por 1875: «¡Tan chiquito!, ¿no?, /y tan ladeadlto!». Sobre lo segundo, se conserva su frase de la proclama contra Tejedor: «Voy a mover los hombres y las armas de la Nación a fin de hacer cumplir y respetar las leyes», sin olvidar que  antes de finalizar su presidencia pudo todavía poner término a la cuestión capital, federalizan do la ciudad de Buenos Aires.

Cuando llegó al gobierno, en 1874, en plena revuelta, dijo en su primer mensaje: «Tendremos pronto, señores senadores, señores diputados, otro espectáculo: el espectáculo de la vida normal que proseguirá su curso, marcando cada día con un nuevo adelanto. Continuaremos contando los kilómetros de las vías férreas, los vapores y los millares de hombres que llegan a nuestros puertos; extenderemos las lineas telegráficas por las fronteras lejanas, que han podido encubrir motines de cuartel, porque las hemos dejado fuera de nuestra inspección cotidiana».

Conciliación nacional
La política de conciliación nacional desarrollada por AVELLANEDA, si bien debió superar di­fíciles tropiezos, fue constructiva para la Nación. Durante su mandato permitió que se reintegraran a la vida política del país miles de emigrados y perseguidos políticos, matreros y guerrilleros que andaban proscriptos, numerosos criollos “caídos en desgracia” y especialmente los jordanistas, gestión que aparece claramente reflejada en el poema “La Vuelta de Martin Fierro”, de JOSÉ HERNÁNDEZ, aparecido en 1879.

Comercio exterior
Cifras del Comercio Exterior durante el gobierno de NICOLÁS AVELLANEDA:
1875. Importación: $ 57.624.481; Exportación: $ 52.009.113; TOTAL: $ 109.633.594
1876. Importación: $ 36.070.023; Exportación: $ 48.090.713. TOTAL: $ 84.160.736
1877. Importación: $ 40.443.424; Exportación: $ 44.769.944. TOTAL: $ 85.213.368
1878. Importación: $ 43.759.125; Exportación: $ 37.523.771. TOTAL: $ 81.282.896
1879. Importación: $ 46.363.593; Exportación: $ 49.357.558. TOTAL: $ 95.721.151
1880. Importación: $ 45.535.880; Exportación: $ 58.380.787. TOTAL: $ 103.916.667
Tal como indican las cifras, el balance comercial del intercambio exterior fue favorable al país en el transcursos de los años 1876, 1877, 1879 y 1880. Sólo en dos años de la presidencia de AVELLANEDA (1875 y 1878), el valor de los productos importados supero al de las exportaciones que se hicieron.

Gasto público
1875. Rentas Nacionales: $ 17.206.747; Gastos Públicos: $ 28.567.861
1876. Rentas Nacionales: $ 13.583.633; Gastos Públicos: $ 22.153.048
1877. Rentas Nacionales: $ 14.824.097; Gastos Públicos: $ 19.924.961
1878. Rentas Nacionales: $ 18.415.898; Gastos Públicos: $ 20.840.918
1879. Rentas Nacionales: $ 20.961.893; Gastos Públicos: $ 22.523.159
1880. Rentas Nacionales: $ 19.594.305; Gastos Públicos: $ 26.919.295
Estas cifras señalan un permanente déficit en las finanzas públicas. En todos los años del gobierno de AVELLANEDA, los gastos superaron a los recursos disponibles.

Problemas financieros
En 1875 tuvo que enfrentar una crisis financiera singularmente severa, producto del endeudamiento heredado de las presidencias anteriores, agravada aún más por la crisis europea de 1873. JUAN BAUTISTA ALBERDI, dijo al respecto:  “… de los 109 millones de pesos fuertes a que sube la deuda de la República Argentina, como cien millones han sido levantados por los gobiernos de Mitre y Sarmiento. Los caudillos, a su vez, apenas si han endeudado a la Nación en diez millones más o menos”. Pronto se sumaron al descalabro económico que producía esta situación, otros problemas que afectaron singularmente su administración: las exportaciones disminuyeron en un treinta por ciento, las propiedades perdieron valor y decreció notablemente el consumo.

AVELLANEDA reaccionó programando una política proteccionista que fue apoyada por CARLOS PELLEGRINI, VICENTE FIDEL LÓPEZ y OSVALDO MAGNASCO, logrando que se consolidaran las bases nacionales de una política proteccionista y de fomento industrial que culminará con la sanción de la Ley de Aduanas en 1877. Ese año también (1875) se fundó el Club Industrial, siendo uno de sus principales impulsores el agrimensor RAFAEL HERNÁNDEZ, hermano menor del autor del “Martín Fierro” y un gran empresario que proponía “construír el país desde adentro”.

Conatos de rebelión
Luego de la revolución «mitrista» de 1874, en noviembre de 1876 tuvo que desbaratar un nuevo intento revolucionario encabezado por RICARDO LÓPEZ JORDÁN que estimulado por elemento del partido “mitrista”, se vino desde el Uruguay , pero fue vencido en “Alcaracito”. En julio de 1877 los “mitristas “ insistieron y trataron de derrocar al Gobernador de Santa Fe, SERVANDO BAYO, pero también fueron derrotados.

Administración pública
Entre sus gestiones vinculadas con la Administración  Pública,  se destaca la creación del Departamento de Ingenieros, la Dirección General de Rentas de la Nación, la Casa de Moneda. Fue prolongada la línea férrea de Campana a Rosario y se terminó la de Córdoba a Tucumán. Las líneas ferroviarias fueron vinculando las provincias del interior entre sí y con la capital federal. Comenzó a desarrollarse la agricultura por obra de los brazos que aportó la corriente inmigratoria ininterrumpida. El alambrado hizo posible la coexistencia de las explotaciones ganaderas tradicionales con las tareas agrarias, cerealistas, del nuevo período.

Campañas al desiero
AVELLANEDA Puso especial atención al problema de la frontera sur y la pacificación de los aborígenes que hostilizaban esos territorios, disponiendo la intervención primero de su Ministro de Guerra ADOLFO ALSINA y luego de quien lo sucediera en el cargo, el general JULIO A. ROCA, logrando que por fin ese problema fuera superado (ver Campañas al desierto)..

Economía
El intercambio comercial dio saldos favorables en tres de los seis años de su gobierno. Lo más importante de ello es que se inició la exportación de cereales a Europa desde los puertos de Rosario y Buenos Aires y se produjo también la primera exportación de carnes congeladas desde el puerto de San Nicolás. La inmigración dejó un saldo importante en la población emprendedora y laboriosa.

Educación
También fue constante su apoyo que AVELLANEDA le prestara a la instrucción pública primaria y secundaria en todo el país. Cuidó celosamente la formación de personal docente capacitado; otorgó subvenciones a las provincias y premios especiales a las que llegaron a tener un 10 por ciento de alumnos en aulas con relación a la población. Creó bibliotecas escolares y dotó a las escuelas de mobiliario adecuado. En la enseñanza superior se creó en setiembre de 1877 la Facultad de Medicina de la Universidad de Córdoba y en 1878 se creó la Facultad de Ciencias Físico-matemáticas, sobre la base de la antigua Academia de Ciencias; en 1879 se dispuso el funcionamiento de la Facultad de Filosofía y Humanidades. Durante todo el período de su gobierno se realizaron progresos incesantes en la educación del pueblo, para alcanzar el nivel de una democracia consciente.

El campo
La vida rural del país, sobre todo en las provincias próximas a los puertos de embarque de la producción cerealista y de las carnes congeladas, asumió un nuevo aspecto; el gaucho tradicional de la campaña, más o menos nómada, fue reemplazado por el chacarero. En 1880 se reglamentó otra ley sobre la venta de tierras, bosques y yerbales de dominio fiscal; las vías férreas aumentaron a 2.516 km. Pero es innnegable que las dos obras más importantes y trascendentes de su gobierno FUERON la conquista del desierto y la capitalización de Buenos Aires.

Inmigración
Desde la iniciación de su gobierno,NICOLÁS AVELLANEDA se preocupó de dotar al país de un instrumento legal que lo facultara para realizar una política agraria acorde con las necesidades del país. Surgió así la ley básica sobre inmigración y colonización, del 19 de octubre de 1878, con la que se abarcaba en una sola norma legal, los dos términos inseparables del problema (ver Inmigración y Colonización)

Conflictos de límites
Conflicto de límites con Chile. La presencia argentina en la Patagonia con motivo de las campañas que se realizaron al desierto, provocaron que Chile hiciera un reclamo diplomático de soberanía que finalmente no prosperó. Pero una ley argentina del 16 de Junio de 1875 —que acordaba subvenciones a los barcos que mantuvieran comunicación marítima con la costa patagónica— volvió el tema a la mesa de discusiones y alteró las relaciones argentino-chilenas. Largas y repetidas gestiones a nivel diplomático mantuvieron la situación latente hasta que el 23 de julio de 1881 sesirmó un Tratado de Límites que satisfizo a ambas partes (ver Conflictos de límites con Chile).
Conflicto de límites con ParaguayEl conflicto con Paraguay estaba referido a la posiesión de Villa Occidental, una población- que se hallaba en posesión de la Argentina y que era reclamada por Paraguay. Habiendo resultado infructuosas las gestiones realizadas por medios diplomáticos, la cuestión se puso .  bajo el arbitraje del Presidente de los Estados Unidos, RUTHERFORD HAYES, quien el 12 de noviembre de 1878, laudó a favor del Paraguay, por lo que Argentina dispuso la evacuación inmediata de Villa Occidental y en abril de 1879 le fue entregado oficialmente al Paraguay,  el territorio en litigio (ver Villa Occidental, argentina o paraguaya?)..

La Federaliación de Buenos Aires
Ya acasi a fines de su gobierno, luego de desbaratar el movimiento llevado a cabo por el Gobernador de Buenos Aires, tenaz opositor de la medida, se concretó la Federalización de Buenos Aires, poniendo fin así al histórico problema que fue la causa de tantas guerras civiles que enlutaron nuestra patria y completó la estructura como Nación organizada de la República Argentina y aseguró la unión de todos sus estados provinciales e intereses (ver Federalización de la ciudad de Buenos Aires).

El general ROCA, al asumir el mando, dijo a su antecesor: «Descendéis las gradas del capitolio argentino con la satisfacción de haber dado realización a grandes aspiraciones nacionales, zanjando con honor las más graves y complicadas cuestiones internacionales, ensanchando los dominios de la Nación por la supresión de la pampa salvaje y apartando por siempre los últimos obstáculos que se oponían a la organización definitiva de la República» (ver Avellaneda, Nicolás).

5 Comentarios

  1. Anónimo

    guay

    Responder
  2. Anónimo

    Tengo inglés

    Responder
  3. TOY BONNIE

    wow que bueno todo lo que hizo

    ps: viva bxb y fxt

    Responder
  4. tomy

    si no ve

    Responder
  5. Anónimo

    Muy bueno!

    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.