OPINIONES. LA REVOLUCIÓN DE MAYO

«El movimiento que culminó en Mayo venía de lejos. Eran fuerzas latentes y oscuras que se exteriorizaban con energía e iban buscando una meta. Pronto se convirtieron en un sentimiento que encontró su expresión en la inteligencia, hasta que se manifestaron concretamente, interviniendo entonces la voluntad con la conciencia del derecho y de la fuerza, además de la representación del porvenir. El fondo nebuloso se fue aclarando en su lucha y apareció la idea revolucionaria que es idea fuerza, la cual, encarnada en las masas que en Buenos Aires, era todo el pueblo, formó un conjunto homogéneo, donde los factores de la revolución mental, se transformaron en actos. Anque procedamos aparentemente movidos por una idea, ello se debe a que esa idea se transforma en sentimiento en el momento de la acción. El carácter de un acto, depende de la naturaleza del sentimiento que la origina. El principio de la soberanía del pueblo germinaba y crecía en la entraña de los hijos de la tierra (dixit Alfredo Palacios (1880-1965). Diputado socialista. “El pueblo en la revolucikón de Mayo”, 1959)

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.