LOS COLORES NACIONALES

Muchas son las versiones acerca del origen de los colores nacionales, puesto que no surgieron como una creación deliberada, sino como culminación de una reiterada costumbre nacional. Su aparición en la escarapela aprobada por el Triunvirato y en las cintas usadas como distintivo de los jóvenes del Club de Marco”,  demuestra que los colores celeste y blanco tenían ya una acendrada raigambre popular y entre las posibles causas de tal predilección pueden citarse las siguientes como las de mayor trascendencia:

1). La cinta de la orden de Carlos III, estaba formada por dos franjas celestes y una blanca en el centro y era la usada por el rey Carlos IV en aquella época. Tales colores, representativos de la devoción mariana, fueron elegidos por el citado monarca español en 1771, al consagrar esa nueva condecoración a la Inmaculada Concepción.

2). Los colores patrios podrían haberse elegido en consonancia con los del  escudo de la ciudad de Buenos Aires, adoptado por el Cabildo en 1649. En él, el cielo —donde se representó la paloma del Espíritu Santo, es azur (azul), mientras que el agua del río de la Plata, que ocupa la parte inferior, muestra el color plateado que en heráldica es igual al blanco.

3).Fueron copiados de los colores del uniforme de los “Patricios”, el primer cuerpo de milicia urbana formado con criollos que se conoció en el Río de la Plata al que se le reconocía especial protagonismo durante los hechos producidos durante las invasiones inglesas en 1806 y 1807. Se componía de pantalón blanco, chaqueta azul y penacho blanco con punta azul celeste en su sombrero, razón por la cual eran conocidos vulgarmente con el nombre de “gaviotas”, aves que, como se sabe, son de cuerpo blanco con las alas y parte de la cabeza de color ceniciento que tira a celeste.

4). Fueron inspirados en los colores que se dice que los criollos usaban en las cintas que se ataban en el ojal de sus chalecos para identificarse como tales durante las invasiones inglesas.

5). Fueron los colores de las cintas que repartían FRENCH y BERUTI durante las jornadas vivida en Buenos Aires en Mayo de 1810. Aunque esta versión ha sido reiteradamente impugnada mediante documentos que expresan solamente que éstas “eran cintas de color” y otros que aseguran que eran eran rojas (simbolizando la lucha) y hasta hay quienes afirman que eran azules y blancas, pero porque ese era el único color de las cintas que encontraron en los comercios de la Recova, donde habían ido a comprarlas (ver Los colores de las cintas de Mayo).

Pero a pesar de todo lo expresado, no se puede asegurar que ninguna de estas opiniones se corresponda con el verdadero origen delos colores de la Bandera nacional. Quizás lo que hizo MANUEL BELGRANO haya sido encargar la confeccionar su Bandera (se dice que se la encargó a MARÍA CATALINA ECHEVERRÍA DE VIDAL), con paños cuyos colores “blanco y azul celeste”, eran los que tenía la escarapela que el Triunvirato había aprobado el 18 de febrero de 1812.

Porque nueve días más tarde, o sea el el 27 de febrero de 1812, por primera vez, BELGRANO enarbolaba una Bandera con esos colores en las baterías del Rosario, acto solemne del cual dió parte al Gobierno, diciendo  en su nota:  “Siendo preciso enarbolar una bandera y no teniéndola, la mandé hacer blanca y celeste conforme a los colores de la escarapela nacional”.

Tanto en los documentos oficiales como en las publicaciones históricas, escritos epistolares o expresiones verbales trasmitidas oralmente, se han citado indistintamente y siguen citándose hasta la fecha los colores “celeste”, “azul” y “azul celeste”. ¿Cuál es entonces el verdadero y legítimo color de la bandera argentina?. De conformidad con lo establecido por el Superior Gobierno del año 1812, sobre el uso de la escarapela y con los colores fijados por el general Bel grano en Rosario, es lógico y justo adoptar definitivamente el color celeste. Toda otra disposición sería alterar la verdad y las leyes de la historia.

Si bien es cierto que ya existe cierto consenso en cuanto a los colores que tuvo nuestra Bandera en sus orígenes, no se sabe con certeza la disposición que tenían éstos en la Bandera izada por primera vez por MANUEL BELGRANO en Rosario: eran dos o tres franjas?, eran franjas verticales u horizontales?.

Varios investigaciones permitieron establecer el destino de las Banderas de BELGRANO, pero aún hoy, con ellas a la vista,  subsisten  estas dudas, pues  ha resultado imposible obtener de manera categórica una respuesta a esos dos interrogantes. Se sabe que luego de la derrota de Ayohuma, un cura muy amigo de BELGRANO, el padre JUAN DE DIOS ARANÍVAR, cura de Macha, localidad boliviana situada unos 20 kilómetros al  sur de Ayohuma, escondió dos banderas entre los marcos de sendos cuadros de Santa Teresa que ornaban  la Capilla de Titiri, un pueblito cercano. Estas banderas se encontraron a fines del siglo XIX y en 1893 el gobierno argentino inició gestiones ante el gobierno boliviano a fin de recuperarlas. Las autoridades bolivianas resolvieron conservar uno  de esos pendones y entregarle el otro a la Argentina. La tradición afirma que BELGRANO  guardó en su poder, a pesar de sus declaraciones en contrario, las dos primeras banderas que el Triunviratro había ordenado “guardar discretamente” y que seguramente eran las que había guardado el padre ARANÍVAR.

De ahí que se suponga como válida la versión que asegura que esas dos banderas sean las que fueron izadas en Rosario y juradas en Jujuy. Una de ellas está guardada hoy en el Museo Histórico Nacional de Buenos Aires. Es conocida como “la bandera de Macha”, pero no aclara para nada la controversia suscitada en torno a la disposición de sus paños: esa Bandera tiene tres franjas horizontales:celeste, blanca y celeste; mide 2,34 metros  por 1,36 metros. La otra bandera de Macha (la que está en Bolivia), mide 2,25 por 1,60 metros,  sus franjas son verticales  y sus colores están dispuestos en forma invertida: son blanco, celeste y blanco. Por qué son distintas estas dos banderas que se atribuyen a un mismo origen?.Cuál de las dos es la que se izó en Rosario?. Cuál fue entonces la que se juró en Jujuy?. Estas tres preguntas aún esperan una respuesta.

Cronología referida al uso de los colores blanco, azul y azul-celeste.
18 de febrero de 1812.
Creación de la escarapela blanca y azul celeste.
27 de febrero de 1812
MANUEL BELGRANO diseña una bandera con los colores aprobados para la escarapela nacional y la iza por primera vez en las Barrancas del Paraná, siendo reprendido por ello, por la Asamblea el 27 de junio de ese mismo año (ver La Bandera Argentina, dudas y certezas).
03 de marzo de 1813
La Asamblea General a propuesta del Diputado por Buenos Aires, LUÍS JOSÉ CHORROARÍN, al conocerse en Buenos Aires la noticia del triunfo obtenido en la batalla de Salta por MANUEL BELGRANO (20/02/1813), consagró el uso de la bandera izada por éste en Rosario.
5 de mayo de 1812
JUAN IGNACIO GORRITI, delegado de la Primera Junta, en presencia de Manuel Belgrano, preside en Jujuy la ceremonia de Bendición de la Bandera creada por este.
23 de agosto de 1812
Una insignia celeste y blanca apareció por primera vez en Buenos Aires el 23 de agosto de 1812, al celebrarse una misa de acción de gracias por el fracaso de la conspiración de Álzaga. Ese día se enarboló una bandera en la torre de la iglesia de San Nicolás y otra en la ventana del mismo templo.
5 de octubre de  1812
Por segunda vez, los colores blanco y celeste, aparecen en Buenmos Airtes, Son los colores que llevan dos cintas que se colocan a modo de corbata en el asta que se alzaba en el Fuerte y donde aún ondeaba el pabellón real español,  cuando al conocerse en Buenos Aires el triunfo de BELGRANO en la batalla de Tucumán.
13 de febrero de 1813
El Ejército del Norte, comandado por MANUEL BELGRANO, jura la Bandera en el río Pasaje.
5 de mayo de 1813
Se reglamenta el uniforme  de los jefes y oficiales del Ejército de Línea y se establece que el Brigadier General deberá llevar una banda  blanca y celeste cruzándole el pecho..
20 de enero de 1814.
La Asamblea dispone que el Director Supremo de las Provincias Unidas,  lleve una banda bicolor, blanca en el centro y azul a los costados.
Febrero de 1814.
La Asamblea General Constituyente sanciona el reglamento de divisas para todos los militares. El brigadier general  “usará una faja blanca y celeste con flecos de oro en las puntas”.
29 de mayo de 1814
En Tucumán se pasea el “Estandarte Nacional”. Lleva tres franjas con el color blanco en la del medio y azul celeste en las de los costados. Y se reparten escudos de honor.
9 de noviembre de 1814
El Poder Ejecutivo decreta la creación de un escudo con la leyenda “La Patria a los vencedores de la Florida”. Será de paño en fondo blanco, con vivo celeste.
30 de enero de 1815
Los caudillos, encabezados por el oriental JOSÉ GERVASIO DE ARTIGAS,  levantan la bandera de la federación. Era con tres franjas, una blanca en el medio,  celestes las dos de los costados y con una banda roja cruzada en diagonal.
26 de julio de 1816
Una ley dictada luego de ser aprobada una propuesta del diputado ESTEBAN AGUSTÍN GASCÓN, sancionada por el Congreso de Tucumán, establece que los colores de la Bandera Argentina serán celeste y blanco. (Esta ley fué derogada por la del 26 de febrero de 1818 y recordada en  el decreto de 24 de mayo de 1907, donde se establecen definitivamente los colores, tamaño y formato los colores de la Bandera Argentina.
1817
Se crea la Bandera de los Andes, la enseña que guió y cobijó a las fuerzas que comandadas por el general SAN MARTÍN cruzaron la Cordillera de los Andes y combatieron luego por la libertad de Chile. Fue confeccionada en Mendoza por la emigrada chilena DOLORES PRAET DE HUYSI, secundada por las damas mendocinas Mercedes ÁLVAREZ, MARGARITA CORVALÁN y  LAUREANA FERRAI. Se sabe que costó 140 pesos fuertes y que fue bendecida el 8 de enero de 1817 en la Iglesia Matriz de Mendoza. Es casi cuadrada (145 centímetros de alto por 122 centímetros de ancho) y tiene dos campos, uno blanco y el otro azul turquí y en el medio lleva estampado el escudo nacional, con sus emblemas bordados con sedas de colores. Las manos son  de color carne, el gorro rojo, el sol amarillo y los laureles verdes. Tenía pequeños diamantes en el término del gorro frigio, en los ojos del sol y en el aro que forma el óvalo, una serie de pequeñas perlas.
15 de abril de 1817
El Poder Ejecutivo decreta premios para los vencedores de los Andes: una medalla pendiente del pecho con una cinta tricolor, blanca, celeste y amarilla.
23 de abril de 1817
El Poder Ejecutivo decreta la entrega de medallas a quienes tomaron parte en la acción de Humahuaca, “pendiente de una cinta celeste y blanca”
28 de noviembre de 1817
El Poder Ejecutivo acuerda una medalla a los defensores de Salta, “pendiente de una cinta celeste en el pecho” y  un escudo de paño blanco con inscripción de letras celestes”, para fijar en la manga izquierda del uniforme.
25 de febrero de 1818
A propuesta del diputado LUIS JOSÉ DE CHORROARÍN,  La Asamblea General dispone crear la Bandera de Guerra, agregándosele un sol pintado en medio de la franja blanca central, a la bandera aprobada en 1816 por el Congreso de Tucumán.
6 de julio de 1818
El Poder Ejecutivo premia a los vencedores de Maipú. Las clases y los oficiales reciben cordones de seda y lana, de colores blanco y celeste.
1835-1852
Durante los gobiernos de JUAN MANUEL DE ROSAS, se usa una bandera blanca e índigo (azul obscuro).
03/02/1852
Después de la caída de ROSAS, se utilizó indistintamente la bandera azul celeste y blanca y la azul y blanca.
1878
Surgen las primeras polémicas sobre la necesidad de fijar los colores de la bandera: mientras que el caudillo unitario BARTOLOMÉ MITRE propone el celeste y blanco, los “federales MARIANO A. PELLIZA y C. FRIGEIRO sostuvieron que el verdadero color era el azul de 1818.
28 de octubre de 1895
Por Decreto, se deroga el inciso 5.» del artículo 1º del decreto de fecha 9 de agosto de 1895, en la parte referente a las inscripciones que deben llevar las banderas de los cuerpos del ejército de línea y de la guardia nacional, y que las expresadas inscripciones deberán ser bordadas en oro
1885
Se autorizó el empleo de la bandera azul y blanca para el cuerpo diplomático
895
El el presidente JOSÉ EVARISTO URIBURU, estableció el celeste y blanco, como los colores de la Bandera Argentina.
24 de mayo de 1907
El Presidente FIGUEROA ALCORTA  promulga una Ley estableciendo que los colores de la Bandera Argentina serán el blanco y el celeste.

Aunque escapa al período considerado en esta página, nos permitimos anotar que finalmente, el 24 de abril de 1944, mediante el Decreto N° 10302 del Presidente de facto EDELMIRO J. FARRELL, habiéndose analizado las  normas y disposiciones dictadas al respecto y afirmándose sobre la base de investigaciones históricas decretó  que “La Bandera Oficial de la Nación es la bandera con sol, aprobada por el “Congreso de Tucumán”, reunido en Buenos Aires el 25 de febrero de 1818. Se formará según lo resuelto por el mismo Congreso el 20 de julio de 1816, con los colores “celeste y blanco” con que el General Belgrano, creó el 27 de febrero de 1812, la primera enseña patria.

Los colores estarán distribuidos en tres fajas horizontales, de igual tamaño, dos de ellas celeste y una blanca en el medio. Se reproducirá en el centro de la faja blanca, de la bandera oficial, el Sol figurado de la moneda de oro de ocho escudos y de la de plata de ocho reales que se encuentra grabado en la primera moneda argentina, por Ley de la Soberana Asamblea General Constituyente de 13 de abril de 1813 con los treinta y dos rayos flamígeros y rectos colocados alternativamente y en la misma posición que se observa en esas monedas. El color del Sol será el amarillo del oro”.

La última norma legal sancionada, con referencia a la bandera nacional de argentina, se hizo durante el gobierno del Presidente RAÚL ALFONSÍN mediante la Ley Nº 23.208, sancionada el 25 de julio y promulgada por decreto 1.541 el 16 de agosto de 1985, estableciendo “como Bandera Argentina única a la celeste y blanca con el sol en su centro”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.