LÓPEZ, ESTANISLAO. (1786-1838)

Brigadier general, hacendado y político. Guerrero de la Independencia e ilustre caudillo de la provincia de Santa Fe. Fue el verdadero fundador de su autonomía, el más decidido paladín de la idea federativa que sirvió de base para la organización política de la República y hasta su muerte, decidido partidario de JUAN MANUAL DE ROSAS.

Nació en la ciudad de Santa Fe el 22 de noviembre de 1786 y entre 1818 y 1838 fue gobernador de esa provincia. Hombre con fuertes convicciones federales decía: “Jamás negaré mis principios; seré uno de los primeros que clamaré por la formación de un. autoridad nacional que dé al fin al país la organización nacional que tanto reclamen sus verdaderos intereses, y que inequívocamente es el voto de todos los hijos de la tierra”. RONDEAU, PUEYRREDÓN, BALCARCE, todos los gobernantes porteños lo combatieron.

Nacido y educado en la Escuela Franciscana de Santa Fe, a los 15 años marchó a luchar contra los aborígenes en la frontera norte de su provincia; allí aprendió las llamadas “tácticas montoneras”, método que utilizó siempre en las luchas contra el ejército unitario.

Aparte de ser un experto en las guerras de guerrillas, tal nos cuenta Siseo Soria Quiroga, LÓPEZ supo utilizar a sus gauchos y aprovechar las características que le ofrecía el terreno, para enfrentar al enemigo. Defendió exitosamente a su provincia, utilizando tácticas guerrilleras, con las cuales lograba vencer a ejércitos más numerosos y mejor armados que los suyos

En 1806 y 1807 participó en la lucha contra los ingleses cuando invadieron el Río de la Plata y en setiembre de 1810, al llegar a Santa Fe el Ejército del general MANUEL BELGRANO, que se dirigía al Paraguay para lograr su adhesión a los postulados de la Revolución de Mayo, solicitó permiso para ingresar en el mismo.

Así formó parte de las fuerzas que primero pisaron territorio paraguayo. Luego de ser derrotados en Tebicuary, fue tomado prisionero y conducido a Montevideo, que se hallaba en poder de los realistas. Detenido con otros patriotas a bordo de la fragata española “Flora”, que servía de pontón, una noche, sin ser visto, se arrojó al agua, logrando llegar al campo del ejército que al mando del coronel JOSÉ RONDEAU había establecido sitio a esa plaza y se le unió para combatir a los realistas.

Poco después se encontraba de nuevo en su suelo natal y en 1816 estando en Santa Fe, tomó parte en la sublevación de MARIANO VERA y dirigió la ocupación de la capital. En marzo de ese mismo año, se incorporó al movimiento federalista encabezado por JOSÉ GERVASIO ARTIGAS y con FRANCISCO RAMÍREZ, caudillo de Entre Ríos, inició la lucha contra el gobierno de Buenos Aires.

Designado luego, comandante general de la provincia de Santa Fe, realizó una exitosa campaña contra los indios del Chaco y el 23 de julio de 1818, se autoproclamó gobernador interino de Santa Fe, separándose de este modo de Buenos Aires, lo que hizo conocer por medio de un bando público. A partir de entonces, gobernará a su provincia natal durante veinte años.

El resto de su vida fue azarosa, marcando y refirmando su personalidad. En 1820 con JOSÉ G. DE ARTIGAS y FRANCISCO RAMÍREZ invadieron la provincia de Buenos Aires y el 1º de febrero de 1820, en Cepeda, derrotaron a las fuerzas porteñas comandadas por el Director Supremo JOSÉ RONDEAU, provocando así la caída del Directorio. Dueños de la situación, firmaron con el gobernador DOMINGO DE SARRATEA el Tratado del Pilar, que sentó las bases de la futura organización federal de la República Argentina.

Sostuvo más tarde nuevas luchas contra Buenos Aires y al ser asesinado MANUEL DORREGO por LAVALLE, combatió junto con JUAN MANUEL DE ROSAS contra LAVALLE y el general PAZ. Cuenta la historia que cuando la suerte lo puso a enfrentar al general JUAN LAVALLE, LÓPEZ lo hostigaba tanto y de tal manera, que los soldados unitarios no sabían a quien combatían y que era tal la velocidad de movimientos y la astucia de los criollos del caudillo santafesino, que si algún caballo o soldado de LAVALLE se desviaba, apartándose del grueso, ahí nomás caía en las manos de los hombres de LÓPEZ.

En cierta oportunidad, después de haber fatigado hasta el agotamiento, al ejército de LAVALLE, LÓPEZ, consiguió atraerlo a un campo cubierto de verdes pastizales (muy tentador para la caballada), y lo dejó descansar toda una noche, para que los equinos invasores, exhaustos, pudieran saciar su hambruna. Pero ese campo tenía “romerillo” (un pasto venenoso que los potros baquianos no comen) y esto le costó la pérdida de 600 animales a LAVALLE. De esta forma el caudillo extenuó a LAVALLE y a su tropa, obligándolos a retirarse de su provincia.

En 1826, al poner BERNARDINO RIVADAVIA en marcha su política centralista, se sumó al levantamiento general de las provincias contra la autoridad del presidente unitario. Apoyó a DORREGO y, después de su asesinato, se convirtió, junto con JUAN MANUEL DE ROSAS y FACUNDO QUIROGA, en principal cabeza de la resistencia federal contra las fuerzas que, comandadas por LAVALLE y PAZ, intentaron implantar gobiernos unitarios en Buenos Aires y las provincias. En 1831 fue, con ROSAS, uno de los promotores del Pacto Federal

El 4 de enero de 1831, reafirmando su condición de federal, fue con JUAN MANUEL DE ROSAS, uno de los promotores y luego firmantes del Pacto Federal y en 1835, como había sucedido antes con ROSAS en Buenos Aires, en su provincia, fue investido con facultades extraordinarias, aunque en verdad, ya las venía ejerciendo desde 1818.

Falleció en la ciudad de Santa Fe, el 15 de junio de 1838, en pleno ejercicio de su gobierno. Sus restos mortales fueron depositados en el presbiterio del templo de San Francisco, donde aún se encuentran. La lápida de mármol que los cubre fue enviada por JUAN MANUEL DE ROSAS con una dedicatoria que es todo un documento de amistad y de solidaridad política. El historiador general BARTOLOMÉ MITRE lo ha juzgado así: “De un valor sereno, manso por temperamento, ambicioso y emprendedor, poseía un talento natural y cierta habilidad gauchi-política, que le granjearon gran ascendiente entre sus paisanos”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.