LAS SUERTES DE ESTANCIAS (1815)

En 1815, con el propósito de poblar la campaña de la Banda Oriental (hoy República Oriental del Uruguay),  disciplinar al gauchaje y acudir en ayuda de los más desposeídos,  el caudillo oriental JOSÉ GERVASIO DE ARTIGAS (imagen) nstruyó al Cabildo de Montevideo para que inciara una hábil política de reparto de tierras, que beneficiará a gente de escasos recursos y castigará a quienes se opusieran o dificultaran la lucha que había emprendido por la Independencia de esos territorios que habían formado parte del virreinato del Río de la Plata.

Resultado de imagen para gervasio artigas

A partir de entonces el Cabildo controló las donaciones de las llamadas suertes de estancias, fincas de legua y media de frente por dos de fondo,  que se les entregaba gratuitamente  a los patriotas, incluidos los negros libres, zambos y criollos pobres. Los terrenos que así se repartían, habían pertenecído a europeos y americanos enemigos de la independencia, antes de que se los confiscaran para estos fines.  Simultáneamente se obligó a los peones a circular con papeletas firmadas por el juez, so pena de ir a la milicia.

Fue ésta una de las tantas medidas que le valieron a ARTIGAS ese apoyo incondicional que le brindaron sus compatriotas (especialmente la simple  y humilde gente del pueblo),  permitiéndole que se erigirse como líder indiscutido de la lucha que emprendiera por la Independencia de la Banda Oriental

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.