LA VIDALA

La Vidala es una forma de composición poética que hoy  generalmente es acompañada con guitarra o caja y se canta a una voz . En Jujuy se la llama “Yaraví”, como una descendecia del «yarahué». Dicen que es una canción que nació en los montes santiagueños como música de rituales desconocidos.

Resultado de imagen para cantores de idalas y vidalitas en el siglo xix

Le canta a la vida, en una forma típicamente argentina. Narrando la dura vida de los hacheros en el monte, aludiendo a los desamores y a las ausencias, con una poesía particularmente tristona  Posee características musicales muy particulares y antiguas y no debe ser confundida con la “vidalita, aunque ambos son cantos con una gran influencia indígena prehispánica, cuando eran acompañados por la caja andina o el bombo.

Dice a este respecto CARLOS VEGA marcarcando bien las diferencias entre ambas canciones: “En la vidala, los versos son octosílabos y responden a un pie rítmico de una nota breve y otra larga. En cambio, la vidalita responde a un pie rítmico de dos notas breves y una larga; es más lenta que la vidala, sus versos tienden a ser amorosos, tanto tristes, cuando hablan de penas y desengaños, como alegres, pero aun así, acompañados de una música triste. Se caracterizan por intercalar la expresión «vidalitá» o «vidalitáy», acentuada en la última sílaba”.

La Vidala se halla profundamente enraizada en la historia de toda la región llana de Tucumán, Santiago del Estero y las provincias vecinas, llegando por el oeste hasta la Rioja y San Juan y por el norte a territorio boliviano. Cada zona o comarca, le impone sus diferencias, aunque en todas se respeta el acompañamiento que por regla general es de percusión ejecutado con caja o tambor, que siguen el ritmo del canto. También es común que se incorporen acordes arreglados o rasgueados de guitarra (ver Cantores y canciones criollas).

1 Comentario

  1. Anónimo

    ¿y de donde surgio pregunto?

    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.