LA REVOLUCIÓN DE MAYO Y LA REACCIÓN DE LAS PROVINCIAS

El 27 de mayo de 1810, la Primera Junta Provisional de Gobierno que se había constituído en Buenos Aires, luego de desalojar del poder al virrey CISNEROS, envió una circular a las ciudades del interior solicitando su acatamiento y disponiendo que se elijan y envíen diputados para integrar el Congreso General que deci­dirá la forma de gobierno que deberá regirlas en el futuro. Así responden las provincias que integraban el caducado virreinato del Río de la Plata (colocadas en el orden cronológico que se sucedieron sus respuestas)

Entre Ríos. El 5 de junio de 1810, proclama su apoyo a la Junta de Buenos Aires y el 30 de julio un Cabildo abierto eligió al párroco JOSÉ BONIFACIO REDRUELLO como Diputado.
Santa Fe. El 5 de Junio de 1810 se pronuncia en favor de la Revolución y el 9 de julio de ese mismo año, elige diputado a JUAN FRANCISCO TARRAGONA.
San Luis. El 14 de junio de 1810 el Cabildo reconoce al gobierno porteño, y el 28 de junio designa diputado a MARCELINO POBLET.
Salta: Se adhiere a la Junta el 19 de junio de 1810 y nombra diputado a FRANCISCO DE GURRUCHAGA.
Catamarca. El 22 de junio de1810 reconoce a la Junta y 31 de agosto designa diputado a JOSÉ ANTONIO OLMOS DE AGUILERA.
Corrientes. Apoya a la Junta y el 22 de junio elige como diputado a JOSÉ SIMÓN GARCÍA DE COSSIO.
Mendoza. Después de vencer la resistencia del comandante de Armas, FAUSTINO ANZAY, el 23 de junio de 1810 se celebra un Cabildo abierto que adhiere a la Junta de Buenos Aires y designa diputado a BERNARDO ORTIZ.
Tucumán. Reconoce a la Junta el 25 de junio de 1810 y el 27 del mismo mes nombra diputado al doctor MANUEL FELIPE MOLINA.
Santiago del Estero: El 29 de junio de 1810 reconoce a la Junta y el 2 de julio elige diputado al bachiller JUAN JOSÉ LAMI.
Misiones. El 8 de julio de 1810 se pronuncia por la Junta de Buenos Aires.
San Juan. Presta adhesión a la Junta de Buenos Aires y el 9 de julio de 1810, designa diputado a JOSÉ IGNACIO FERNÁNDEZ MARADONA.
Perú. El 13 de julio de 1810, el virrey JOSÉ FERNANDO DE ABASCAL dispone «agregar, por ahora» al Virreinato del Perú las provincias altoperuanas del Virreinato del Río de la Plata, para sustraerlas a la autoridad de la Junta de Buenos Aires. En acuerdo con el mariscal VICENTE NIETO, presidente de Charcas, organiza un ejército para oponerse a los revolucionarios porteños.
Paraguay. El 24 de julio de 1810 se reúne en Asunción un Congreso General que decide no prestar subordinación a la Junta de Buenos Aires. El 19 de agosto el gobierno porteño corta toda Comunicación con el Paraguay y el 22 de setiembre de 1810, envía una expedción al mando del general MANUEL BELGRANO para tratar de sumar esa provincia al movimiento de Mayo.
La Rioja. Apoya a la Junta y el 29 de agosto de 1810, designa diputado a FRANCISCO ANTONIO ORTIZ DE OCAMPO.
Córdoba. Fue el principal centro de la reacción española contra el movimiento libertario del 25 de Mayo. Su resistencia fue finalmente aplastada en julio-agosto de 1810 con la marcha del Ejército Auxiliador y el fusilamiento de Liniers  y demás cabecillas del movimiento opositor. Juan Martín de Pueyrredón se hace cargo del gobierno, y el deán GREGORIO FUNES es designado diputado ante el Congreso que convoca Buenos Aires..
Montevideo. Se niega a reconocer la Junta de Buenos Aires  y despide al delegado porteño JUAN JOSÉ PASO. El 13 de agosto Buenos Aires declara la apertura de hostilidades contra esa plaza dominada por los realistas.
Jujuy: Reconoce a la Junta el 4 de setiembre de 1810 y designa diputado al doctor JUAN IGNACIO GORRITI.
Cochabamba. El gobernador-intendente JOSÉ GONZÁLEZ PRADA se opuso a la Junta de Buenos Aires. El 14 de setiembre una rebelión po­pular derroca al mandatario y asume el gobierno el co­ronel Francisco Rivero, que se pliega a la causa revo­lucionaria. El 28 de setiem­bre es elegido diputado José F. Javier de Orihuela.
Potosí: Se opuso a la Revolución. El 10 de noviem­bre, después de Suipacha, se produce una rebellón popular y se forma una Junta adicta al gobierno de Buenos Aires.
Charcas. Se opuso a la Revolución, pero el 12 de noviembre de 1810, después de Suipacha, reconoce a la Junta de Buenos Aires.
La Paz. Junto con las restantes ciudades del Alto Perú, en un principio,  quedó bajo el dominio del partido peninsular. El 16 de noviembre de 1810, después de la victoria de Suipacha, reconoce a la Junta de Buenos Aires y el 12 de diciembre designa diputado a RAMÓN MARIACA.
Chile.  El envío del delegado porteño Gregorio Gómez consigue.movilizar los ánimos a favor de la Junta, a pesar de la oposición de la Audiencia de Santiago. Se prepara así el clima para la revolución chilena, que estallará en setiembre.

Los principales focos de resistencia a la Junta, se establecieron entonces en:
Córdoba. Ubicada en el centro geográfico del territorio, con buenos recursos económicos, esta ciudad se constituyó en un foco reaccionario bajo el indudable prestigio de Liniers, secundado por las autoridades españolas. Fue el principal centro de la reacción española contra el movimiento libertario del 25 de Mayo. Su resistencia fue finalmente aplastada en julio-agosto de 1810 con la marcha del Ejército Auxiliador y el fusilamiento de Liniers y demás cabecillas del movimiento opositor. Juan Martín de Pueyrredón se hace cargo del gobierno, y el deán GREGORIO FUNES es designado diputado ante el Congreso que convoca Buenos Aires.
Montevideo. Bajo las órdenes de EIío —que llegó con el título de virrey en 1811, la Banda Oriental se mostró desde un principio como enemiga de la Revolución. Se niega a reconocer la Junta de Buenos Aires y despide al delegado porteño JUAN JOSÉ PASO. El 13 de agosto Buenos Aires declara la apertura de hostilidades contra esa plaza dominada por los realistas.
Asunción. Su gobernador intendente, Bernardo Velazco —al frente de la provincia del Paraguay— si bien no hostilizó a los porteños dispuso no reconocer a la Junta de Buenos Aires. El 24 de julio de 1810 se reúne en Asunción un Congreso General que decide no prestar subordinación a la Junta de Buenos Aires. El 19 de agosto el gobierno porteño corta toda Comunicación con el Paraguay y el 22 de setiembre de 1810, envía una expedción al mando del general MANUEL BELGRANO para tratar de sumar esa provincia al movimiento de Mayo.
El Alto Perú. Aunque comprendido dentro de los límites del virreinato del Río de la Plata, fue siempre un organismo aparte, debido principalmente a su situación geográfica, distante de Buenos Aires y a sus intereses comerciales. Y fue allí, donde el mariscal Nieto y el Intendente de Potosí, don Francisco de Paula Sanz, decidieron no obedecer a la Junta patriota.

Era evidente que el sentimiento de resistencia hacia Buenos Aires, manifestado en esos cuatro focos, obedecía, no sólo a causas de orden político, sino también económicas, pues era notoro el disconformismo de esos territorios, con las ventajas que se le habían otorgado a la capital del virreinato, que había sido beneficiada con el libre comercio y otras ventajas derivadas de su situación geográfica

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.