EL COLEGIO MILITAR DE LA NACIÓN (10/10/1869)

Antes de 1869 hubo varias iniciativas tendientes a crear en el pais un Colegio Militar y una Escuela Naval, pero fue DOMINGO FAUSTINO SARMIENTO quien finalmente concretó ambos proyectos.

La necesidad de entrenar a oficiales militares fue reconocida por los primeros gobiernos patrios. Por ello, se establecieron colegios introductorios temporarios en 1810 y 1812. Las clases de instrucción de oficiales eran suministradas por SAN MARTÍN en sus cuarteles de Buenos Aires, Tucumán y Mendoza, a fin de preparar al Ejército de los Andes para la lucha por la Independencia. IGNACIO ÁLVAREZ THOMAS abrió una academia militar en Buenos Aires, que funcionó entre 1816 y1820) y durante la década de 1820, se intentó crear otras, pero estos esfuerzos fueron suspendidos durante el período de la guerra civil. Después de la caída de ROSAS en 1852, el gobierno civil decidió protegerse de futuras amenazas de los caudillos y sus fuerzas gauchescas y cuando el presidente SANTIAGO DERQUI se disponía a establecer una academia militar en la Confederación, su gobierno cayó y la Nación fue reunificada.

El presidente BARTOLOMÉ MITRE, quien tenía el grado de general, emprendió la tarea de modernizar y otorgar el nivel de profesionalismo al ejército, mediante el envío de jóvenes oficiales al Colegio Militar francés de Saint Cyr, pero no habiendo resultado exitosa esa gestión, en 1865, comenzó a hacer planes para crear nuestro propio Colegio Militar, pero el proyecto quedó interrumpido por el estallido de la guerra con el Paraguay.

Finalmente, el 10 de octubre de 1869 quedó convertido en ley el proyecto creando el Colegio Militar de la Nación, que fuera enviado el 9 de agosto de ese año, a la Cámara de Diputados por el entonces Presidente de la República DOMINGO FAUSTINO SARMIENTO, quien hizo pública su decisión diciendo: «Me prometo contraerme a dar a la carrera militar nuevo prestigio con mayor contingente de instrucción científica».

El 7 de septiembre del mismo año la Cámara se expidió favorablemente y el 4 de octubre el Senado aconsejó la sanción correspondiente. Tiempo más tarde, el 12 de marzo de 1870, una Comisión integrada por los generales EMILIO MITRE, EMILIO CONESA e INDALECIO CHENAULT, el coronel MARIANO MORENO y el sargento mayor LUCAS PESLOUAN se abocaron a la redacción del Reglamento y los planes de estudio del nuevo Instituto.

El 22 de junio de 1870, fueron aprobados el Reglamento Funcional y los Planes de Estudio presentados por la Comisión que había analizado el tema. Tanto la admisión, como la graduación, se hallaban reguladas por exámenes que estaban sujetos al control del presidente.

Primer Director Cnl Juan Czetz y Cadete Falcón

En julio de ese año, se nombró como Director del Colegio Militar al coronel JUAN F. CZETZ, (imagen de arriba, junto con la de Ramón Falcón, primer cadete que ingresó a la Institución), distinguido militar húngaro, formado en la Academia Militar de Wiener Neustadt que había llegado al pais en 1860 para incorporarse al Ejército Argentino como Jefe de la Sección Ingenieros, a quien lo secundarán el sargento mayor LUCAS PESLUAN, como jefe del escuadrón de caballería, el sargento mayor GUILLERMO HOFFMEINSTER, como jefe de la batería de artillería, el teniente LORENZO TOCK, como Jefe de la compañía de Infantería y el teniente W. MORRIS como profesor de inglés.

Resultado de imagen para antiguo edificio del colegio militar de la nacion

El 19 de julio de 1870, con el ingreso de su primer aspirante RAMÓN FALCÓN, comenzó a funcionar el Colegio Militar en su primera sede, el Palacio de San Benito de Palermo, antigüa residencia de JUAN MANUEL DE ROSAS (imagen de arriba), con un programa de estudios que abarcaba disciplinas técnicas y la enseñanza de idiomas y materias de cultura general.

Posteriormente, la academia fue trasladada a un edificio ubicado en San Martín (provincia de Buenos Aires y luego a un moderno y especialmente instalado edificio en El Palomar. Administraciones posteriores, especialmente la de José F. URIBURU, continuaron apoyando al Colegio como una importante parte del amplio entrenamiento y del programa educacional para los oficiales de todas las ramas de las fuerzas armadas argentinas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.