CONSAGRACIÓN DE LA CATEDRAL DE CÓRDOBA (25/05/1784)

El 25 de mayo de 1758, estando aún sin terminar, se inauguró la Capilla «Nuestra Señora de la Asunción», origen de la actual Catedral de Córdoba.  Magnífico monumento histórico cuya historia ha sido tratada “in extenso” por el sacerdote jesuita e historiador Padre P. GRENÓN. En mayo de 1758, el Obispo de Tucumán dio cuenta al Rey de España que “ mediante la piedad divina he logrado el particular consuelo de la dedicación y estreno de ésta, mi Catedral, la que se celebró el 25 de Mayo y corriente año (1758), en el que ocurrió la festividad y octava del Santísimo Corpus Christi. Lo que participo a Vuestra Excelencia reproduciendo las debidas gracias por haber cooperado en el principio que tomé a mi cargo al seguir esta obra”.

Este templo, joya arquitectónica de América, tuvo asignado su solar el mismo día de la fundación de Córdoba, que llevó a cabo el 6 de julio de 1573 JERÓNIMO LUÍS DE CABRERA. En 1582 se inició la edificación. En 1687 el Gobernador de Tucumán, don FÉLIX DE ARGENDOÑA, dio impulso a la obra. En 1703 el obispo MERCEDILLO dispuso el paro de la obra, que en 1707, el Gobernador ESTEBAN DE UNZAN Y ARESPECOCHEGE, reanudó con urgencia. Se sabe que el Arquitecto BLANQUI fue el profesional responsable al iniciarse esta obra, pero a quien le cupo el honor de dar término a la legendaria Catedral, fue realmente el Obispo Fray SAN ALBERTO, en el año 1783, quien tuvo el honor de consagrarla el 25 de mayo de 1784 (ver Catedral de Córdoba)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.