DIQUE INGENIERO BALLESTER (17/03/1910)

En 1899, durante la presidencia del general JULIO ARGENTINO ROCA, se promulgó la Ley 3727 de Fomento de Territorios Nacionales y se dispuso encomendar al prestigioso ingeniero hidráulico italiano CÉSAR CIPOLLETTI, un proyecto de sistematización de riego y la parcial regulación del régimen del río Negro, para aprovechar las aguas de esa cuenca y sus afluentes (ríos Neuquén y Limay) y también, la cuenca del río Colorado.

Dique Ingeniero Ballester | Cipolletti | Río Negro | Argentina

Ocho meses más tarde, el ingeniero CIPOLLETTI presentó su proyecto y regresó a Italia, sin que se hubieran dado las condiciones para poner en marcha las obras que proponía.

En 1906 siendo Ministro de Agricultura de la Nación el doctor EZEQUIEL RAMOS MEJÍA (o MEXÍA como firmaba), en General Roca, provincia de Río Negro se fundó la que fue la primera Cooperativa de esa provincia, con el objeto de tomar a su cargo la construcción de canales de riego, con la obligación por parte del Estado provincial, de un aporte por hectárea cubierta.

A fines de 1907, el doctor RAMOS MEJÍA, siendo ahora Ministro de Obras Públicas de la Nación, durante la presidencia de FIGUEROA ALCORTA, visitó el Alto Valle y, convencido del valor de la región para el futuro, regresó a Buenos Aires dispuesto a emprender las obras necesarias para su desarrollo.

Fue entonces que en 1907, habiendo pasado ya ocho años desde que CIPOLLETTI presentara su proyecto, el doctor RAMOS MEJÍA, decidió reflotarlo, pero estableciendo que como primera medida, el sistema de riego destinado a satisfacer las necesidades de agua en el Alto Valle del Río Negro, debía ser defendido mediante la construcción de un dique en el río Neuquén, para regular las crecidas, como única manera de evitar el fracaso de los planes de colonización de las tierras así recuperadas.

Sus ideas recibieron el apoyo del Presidente FIGUEROA ALCORTA, y el ingeniero CIPOLLETTI fue nuevamente convocado, pero en 1908, viajando hacia la Argentina, la muerte lo sorprendió en pleno viaje. Se le encomendó entonces al doctor ROQUE SÁENZ PEÑA, Ministro Plenipotenciario en Italia, la contratación del profesional que debía dirigir la obra.

Luego de una rigurosa selección, el ingeniero DECIO SEVERINI, un notable ingeniero hidráulico de sólido prestigio internacional fue el seleccionado y viajó inmediatamente a Buenos Aires, donde comenzó, con el auxilio de un destacado equipo de profesionales argentinos, el estudio de los planos del proyecto que incluía la construcción del “Dique Ingeniero Ballester” en proximidades de la localidad Contralmirante Cordero en la provincia de Río Negro y la derivación de aguas a la Cuenca Vidal, llamada después Lago Pellegrini.

Los estudios realizados por el ingeniero SEVERINI concluyeron en que el proyecto inicial auspiciado por la Dirección de Irrigación, debía ser reformado en gran parte de su contenido y presentó un nuevo proyecto para la construcción de los canales y el dique regulador que eran necesarios.

RAMOS MEJÍA viajó entonces a la provincia de Río Negro, donde se reunió con el ingeniero SEVERINI y con representantes del organismo estatal y recorriendo la zona donde debían emplazarse las obras; cotejó los planes sobre el terreno y aprobó al fin el proyecto de SEVERINI, a quien de inmediato, designó Director de Irrigación.

Las obras de riego fueron realizadas mediante un contrato con la empresa del Ferrocarril Sud, y las bases eran las siguientes: 1º) Ferrocarril del Sud debía construir la obra de acuerdo con el proyecto elaborado por las oficinas técnicas gubernamentales; 2°) el Estado controlaría el costo de la obra sin margen de utilidad para las compañías ferroviarias; 3º) las liquidaciones de los gastos que hubieran sido aprobados, se pagarían con bonos de riego al 5 % de interés y 1 % de amortización.

Finalmente, luego de tres años, la piedra basal del Dique “Ingeniero Ballester”, sobre el río Neuquén, fue colocada el 17 de marzo de 1910, durante el ministerio del mismo EZEQUIEL RAMOS MEJÍA y en 1916 se inauguró oficialmente.

En dique es un ensamble de piezas metálicas unidas con bulones, sin soldaduras que tiene una longitud de 420 metros en su coronación. Posee un canal principal de 130 km de largo, con 17 compuertas, de 20 metros de ancho cada una, que atraviesan el río Negrto, de margen a margen, separadas por 16 pilares de hormigón armado y dos estribos a cada extremo. Cada compuerta pesa aproximadamente alrededor de 33 toneladas y están contrapesadas, de modo que la mano de un hombre puede moverlas a voluntad. Sin embargo, las compuertas, que son metálicas, responden a un sistema eléctrico, a cuyo efecto fue instalada una turbina en 1916. Los pilares de hormigones se hallan revestidos con chapas de fundición.

Permite el riego de más de 60.000 ha, de las cuales actualmente se riegan menos de 50.000 hectáreas, debido al cambio de uso de las tierras cercanas a las ciudades (de tierras rurales de producción cambian a lotes urbanos). El caudal del canal principal de riego es de aproximadamente de 70 a 80 metros cúbicos por segundo. El sistema de riego funciona desde principios de septiembre a mayo (aproximadamente). En los meses restantes se realizan tareas de mantenimiento de canales y compuertas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *