PRISIONEROS RENTADOS (28/04/1826)

Una disposición de esta fecha, autoriza a la empresa encargada de construir el camino de la Ensenada, a utilizar treinta de los prisioneros brasileños que hay en la ciudad, cautivos desde la guerra con el Brasil. El experimento tiene éxito y el 30 de mayo una nueva disposición establece que «en atención a los buenos servicios que prestan los prisioneros destinados a los trabajos en el camino de la Ensenada, autorizase, les conceda la gratificación acordada por punto general».

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *