7/6/1821

EN LA CIUDAD DE SALTA, EL GENERAL GÜEMES ES MORTALMENTE HERIDO. Las fuerzas realistas mandadas por el general ANTONIO DE OLAÑETA, tras atravesar sierras que se consideraban impracticables, consiguió entrar a la ciudad de Salta sin ser percibido, posesionándose en silencio de la plaza principal. Casi a la medianoche, un ayudante del general Martín Güemes, entonces gobernador de esa provincia, que ignoraba la presencia allí de los españoles, fue a atravesar la plaza y recibió una descarga. El general GÜEMES, creyendo que los tiros ha-bían sido ocasionados por algún movimiento de sus enemigos internos, montó a caballo y se dirigió rápidamente a la plaza, donde fue recibido, sin ser reconocido, con otra atronadora descarga. Queriendo escapar por una calle, una partida de españoles, que venía en sentido opuesto, le hizo fuego, hiriéndolo gravemente. Igualmente, abrazado de su caballo salió al campo y fue conducido a su campamento por algunos de sus soldados, que lo ayudaron a escapar.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.