7/4/1840

MARCO AVELLANEDA, recientemente electo gobernador de Tucumán, como paso previo a su decisión de formar una coalición de provincias norteñas para derrocar a JUAN MANUEL DE ROSAS, emitió un Decreto estableciendo que, en virtud de que el gobierno nacional representaba una ignominia en su constante postergación de la organización constitucional nacional, JUAN MANUEL DE ROSAS ya no sería reconocido como gobernador de Buenos Aires y que la autoridad que le concedieran las provincias para conducir los asuntos exteriores seria revocada.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.