5/7/1883

Regresó a Mendoza el naturalista FRANCISCO P. MORENO, después de una exploración de varios días en algunas sierras de la cadena de la Cordillera de los Andes. Había llegado hasta la cumbre del cerro Pelado, a tres mil quinientos metros de elevación, dominando la cadena del Paramillo con un panorama admirable en que se destacan el Tupungato, el Cerro de Plata y el Aconcagua, y abrazando desde la cordillera del Portillo hasta Paramillo del Tontal.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.