05/10/1820

En la noche del 4 al 5, desde Caucato —donde se hallaba acampada—, apenas se tuvo conocimiento de que se había fracasado el armisticio negociado en Miraflores, se puso en marcha para actuar en la Sierra del Perú, la División comandada por el general JUAN ANTONIO ALVAREZ DE ARENALES. Una fuerza de 1.138 plazas de las tres armas, entre las que formaban dos piquetes de Granaderos a Caballo, a las órdenes del general JUAN GALO DE LAVALLE, marchó en dirección a la hacienda de Chunchanga, donde hizo su primera etapa, para proseguir después su marcha sobre la ciudad de Ica. Llegado a este lugar, comprobó que alli se encontraba replegado un cuerpo de tropas realistas, que el virrey PEZUELA había destacado en el sur, para tratar de dificultar el desembarco de las fuerzas del general SAN MARTÍN. Al tener noticias del avance de la columna del general ÁLVAREZ DE ARENALES, los realistas emprendieron la retirada en dirección al sur, a lo largo de la costa, abandonando la ciudad de Ica.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.