4/9/1846

Desde París, Francia, DOMINGO FAUSTINO SARMIENTO le escribió a su amigo, ANTONIO ABERASTAIN, diciéndole que había visitado en Grand-Bourg al general JOSÉ DE SAN MARTÍN. “He pasado con él —dice el ilustre sanjuanino— momentos sublimes que quedarán para siempre grabados en mi espíritu. Solos un día entero, tocándole con mañas ciertas cuerdas, reminiscencias suscitadas a la Ventura, un retrato de Bolívar que veía por acaso. Entonces, animándose la conversación, lo he visto transfigurarse y desaparecer a mi vista el campagnard de Grand-Bourg y presentárseme el general joven, que asoma sobre las cúspides de los Andes, paseando sus miradas inquisitivas sobre el nuevo horizonte abierto a su gloría”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.