4/12/1823

El general SAN MARTÍN llegó a Buenos Aires, procedente de Mendoza, después de catorce días de viaje. Entró solo y sin escolta. Apenas hubo traspuesto los umbrales de la ciudad porteña, su primer acto fue rendir culto a la memoria de su infortunada esposa, fallecida durante su ausencia y con tal motivo hizo erigir un mausoleo para que en él reposasen sus despojos, en el que se lee este epitafio: “Aquí yace Remedios de Escalada, esposa y amiga del general San Martín”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.