3/3/1839

FRUCTUOSO RIVERA asumió la presidencia del Uruguay. MANUEL ORIBE huyo hacia Buenos Aires y Rosas, a quién éste le era útil para conducir las fuerzas que luchaban contra sus propios opositores, residentes en la Banda Oriental y que discrepaba con la alianza que Rivera había establecido con éstos, lo recibió con honores y lo reconoció como el auténtico Presidente constitucional del Uruguay.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.