3/1/1814

Las derrotas de Vilcapugio y Ayohuma determinaron que el Triunvirato dispusiera el relevo de MANUEL BELGRANO de su cargo de Comandante en Jefe del Ejército del Norte y el 3 de enero de 1814 se le ordena que con el resto de sus tropas se dirija hacia Tucumán, donde lo esperará San Martín para efectuar dicho relevo. Al vencido le costará mucho reivindicarse luego de esos reveses, aunque en rigor, parece ser que no lo consiguió del todo en vida.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.