30/9/1830

Ante la proliferación de ratas, cucarachas y otros signos del abandono en que había caído la ciudad, el Cabildo de Buenos Aires decidió enfrentar el grave problema de la suciedad de las calles disponiendo severas medidas de higiene y eliminación de residuos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.